http://www.mujersisimas.com/index.html      

Regístrate GRATIS para recibir nuestro boletín por email y declárate toda una Mujersísima.

 
 
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
 

El alcohol y la cafeína: una mezcla fatal

el alcohol

 

 

En la adolescencia, beber alcohol se convierte en una especie de rebeldía, un grito de independencia o en una excusa para sentirse adultos. Cualquiera que sea la razón que motive a los adolescentes a tomar alcohol, siempre es necesario indicarles sobre los peligros de abusar de él. En especial ahora que hay en el mercado bebidas populares que mezclan el alcohol y la cafeína. Una combinación fatal para la salud.


Al entrar a la licorera, Martín se encuentra con una bebida de nombre y apariencia atractivos: “Four Loko”. Colorida, promete sabores deliciosos como melón, naranja y toronja. Además, incluye en una sola lata lo que muchos adolescentes mezclan con regularidad: el alcohol y la cafeína. Generalmente esta combinación se hace en forma de vodka con Red Bull o incluso, de ron con Coca-Cola. Pero, a pesar de que muchos creen que estas mezclas son inofensivas, unos médicos de la Universidad de Harvard, advierten de los peligros de mezclar un estimulante (la cafeína) con un depresivo natural (el alcohol). El peligro radica en que quienes se exceden con estas bebidas, se emborrachan y aún así, pueden seguir bebiendo porque no se dan cuenta de que se están embriagando. ¿El resultado? Una intoxicación grave que puede llevar a la pérdida de consciencia y en algunos casos, puede causar la muerte.


La bebida de marca Four Loko ha estado en las noticias en Estados Unidos por haber enviado a varios estudiantes universitarios al hospital. Se le conoce como “cocaína líquida” o la “lata del desmayo”. El caso más famoso ocurrió en la Universidad Central de Washington. De acuerdo a información divulgada por el New York Times, la policía encontró a nueve estudiantes, que tenían entre 17 y 19 años de edad, inconscientes luego de beber esta mezcla. Los médicos encontraron que tenían niveles alarmantes de alcohol en la sangre.


Esta bebida, junto con otras conocidas con los nombres de “Joose”, “Spykes” y “Sparks”, contienen 12% de alcohol y una cantidad de cafeína equivalente a una taza de café. A los jóvenes les encanta porque pueden embriagarse con muy poco dinero. Además, por sus llamativos colores, la lata puede pasar por una bebida energética sin alcohol.


En los Estados Unidos se está haciendo un llamado a las autoridades para que regulen o prohíban estas bebidas que representan una pésima combinación para la salud. Cuando se bebe alcohol, el cuerpo tiende a defenderse de manera natural al sentirse cansado y con sueño para no beber más. Sin embargo, la cafeína hace que este efecto no se produzca, y el cuerpo, engañado, cree que puede seguir tomando sin problemas.  Esto hace que las personas que toman estas bebidas con cafeína y con alcohol aumenten su riesgo al pensar que están actuando con sus cinco sentidos en alerta y con su juicio intacto.
Pero la realidad es que el alcohol afecta de diferentes maneras a tu cuerpo. Los efectos del alcohol pueden clasificarse en varias etapas, dependiendo del nivel:

  • Euforia (confianza en uno mismo, alegría)
  • Excitación (somnolencia, dificultad para entender y recordar cosas)
  • Confusión (no saber en dónde estás, expresar emociones extremas –amar u odiar con furor-, movimientos no coordinados)
  • Estupor (no poder moverse o mantenerse en pie, vomitar)
  • Coma (inconsciencia)
  • Muerte

El abuso del alcohol es un problema grave que debes considerar si tienes hijos adolescentes. Debes siempre enfatizarles los riesgos que trae para la salud cuando se abusa de él. Además, hay que estar alertas ante esas mezclas fatales que pueden ser una bomba para el cuerpo.
Si en tu país aún no venden estas bebidas con cafeína y con alcohol, ten en cuenta que el riesgo para la salud es igual cuando mezclan el exceso de cafeína o las bebidas energéticas (Red Bull) con el alcohol. El querer estar despiertos toda la noche, y sentir en menor medida los efectos adversos del alcohol contribuyen a la motivación de que muchos jóvenes tomen estas bebidas combinadas. Pero ¡ten cuidado! Esto es un simple efecto que engaña al cuerpo y le hace mucho daño.


Recuerda: para pasarla bien, no es necesario abusar de las bebidas alcohólicas.

 

 

 



 

 

 

s