http://www.mujersisimas.com/index.html      

Regístrate GRATIS para recibir nuestro boletín por email y declárate toda una Mujersísima.

 
 
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
 

Seguridad en el uso de cajeros y tarjetas de crédito

Seguridad en el uso de cajeros y tarjetas de crédito

 

Por Manuel López Arana

Sin duda, uno de los lugares donde mas fácilmente se puede ser timado por bandas expertas que se aprovechan de la ingenuidad de los usuarios es en los cajeros automáticos. Así son muy diversos los métodos que estas bandas utilizan, mezcla del uso fraudulento de las nuevas tecnologías y la tradicional picaresca. En nuestro país en los últimos años es este uno de los sectores donde más ha crecido el delito, tanto por parte de bandas organizadas provenientes del exterior, como por parte de individuos nacionales que se han especializado en esta modalidad que ofrece para ellos muchas ventajas y muy pocos riesgos. Además ya ha habido casos de connivencia entre dependientes de comercios y bandas organizadas para la copia de tarjetas de crédito, con fraudes millonarios.

Para acercarnos a la magnitud real del problema baste con tener en consideración estos datos, por un lado en nuestro país existen más 5,3 millones de tarjetas de crédito y por otro lado se dispone de una red de más de 40.000 cajeros automáticos.

Normalmente los fraudes de manera individualizada no suponen una gran cantidad de dinero, pero es la suma de todos ellos la que da unas cifras millonarias.

Algunos de los métodos más habituales son los que siguen:

  • Los delincuentes colocan un lector en la entrada similar al que se usa para abrir la puerta, cuando el usuario introduce la tarjeta en el lector los delincuentes han copiado la banda magnética de la tarjeta de crédito. Después con una mini cámara escondida en la parte superior del cajero graban a la persona marcando el número secreto. Una vez que consiguen la banda magnética y el número de tarjeta pueden elaborar una réplica de la tarjeta de crédito y sacar dinero en cajeros o realizar compras con ella. De esta forma la víctima no se da cuenta de que ha sido engañada y no anula su tarjeta.
  • En este otro caso el usuario al introducir la tarjeta observa en la pantalla el mensaje de “operación cancelada”, por lo que retira la tarjeta y se marcha. El usuario lo que ha hecho es introducir sus datos en una réplica del cajero colocada sobre el real. Dicha réplica es en dimensiones y color idéntica a la real y es muy difícil de apreciar. En dicha réplica hay instalados una serie de dispositivos electrónicos que permite grabar los datos de la banda magnética y filmar la introducción del código secreto.
  • Otro método consiste en manipular la ranura del cajero para que la tarjeta se quede atascada y cuando el usuario intenta recuperarla usando el teclado, se le acerca uno de los estafadores diciendo que él sabe cómo solucionarlo y que para ello debe introducir cuatro cifras seguidas de la clave de la tarjeta. El estafador se coloca detrás del usuario y observa cual es el código que introduce. Como no se soluciona el problema el estafador se disculpa y se va. Cuando la víctima abandona el cajero los delincuentes extraen la tarjeta de la que además poseen la clave.
  • Los delincuentes sustraen las tarjetas de crédito cuando esta es renovada y enviada por Correos a su titular. A continuación realizan una llamada telefónica al titular de la tarjeta comunicándole la inminente recepción de la misma y la obtención de un premio en metálico en combinación con su número secreto y para evitar confusiones le piden que se identifique con su anterior número personal. De esta forma los delincuentes disponen de la tarjeta y de la clave.
  • Por último el modo más salvaje consiste en retener y amenazar al usuario en el cajero obligándolo a que el mismo saque todo el dinero que tiene en su cuenta. En algunos casos han “paseado” a la víctima por toda una ciudad “visitando” de esta forma distintos cajeros.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

  1. Antes de entrar al cajero automático, si está instalado en el interior de la Entidad Bancaria o bien si esta fuera en la fachada, comprobaremos las proximidades, para descartar que haya individuos pendientes de los usuarios del cajero.
  2. Se evitaran en la medida de lo posible los cajeros situados en la calle y aquellos que se encuentren en lugares de poco tránsito.
  3. Se evitaran también los cajeros con cabinas múltiples y aquellos que se encuentren ocupados por desconocidos.
  4. Deberemos echar siempre el cerrojo de seguridad de la puerta de acceso (conviene recordar que las sucursales bancarias graban todo lo que ocurre en los cajeros).
  5. Antes de introducir la tarjeta en el cajero comprobaremos que no tiene ningún dispositivo sospechoso ajeno al mismo.
  6. Si la tarjeta queda bloqueada solicite que le atienda un profesional de la entidad bancaria y si la oficina se encuentra cerrada desconfíe de las personas que le ofrecen ayuda.
  7. Finalizada la operación en el cajero, deberemos guardar la tarjeta, dinero y cartera, dejando de este modo las “manos libres”, observaremos el exterior antes de salir y ante la mínima sospecha usaremos el interfono del cajero o bien haremos uso del teléfono móvil para pedir ayuda.
  8. Cuando use la tarjeta para el pago en comercios y restaurantes, sin tener delante el lector no debe pasar mas tiempo del razonable.
  9. Revise periódicamente el detalle de los consumos realizados y si detecta un gasto que no realizó, debe comunicarlo lo antes posible al banco emisor de la tarjeta.
  10. Una vez que alguien le ha robado la tarjeta o copiado sus datos y los ha utilizado ilegalmente usted como titular tiene la obligación de comunicar el hecho a la entidad emisora con la mayor brevedad posible, a fin de que esta anule la tarjeta y evitar el uso fraudulento por parte de terceros.
 

 

Si hay algo que quisieras saber Haz click aquí, envía tu pregunta y nuestra experta te contestará.



 

 

 

s