http://www.mujersisimas.com/index.html      

Regístrate GRATIS para recibir nuestro boletín por email y declárate toda una Mujersísima.

 
 
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
 

¿Se pueden prevenir los infartos desde antes del nacimiento?

¿Se pueden prevenir los infartos desde antes del nacimiento?

 

Por Dr. José Alfonso Díaz

Probablemente ya has escuchado un término muy de moda: “Síndrome Metabólico”. Esto no es más que la conjunción de varias enfermedades o factores de riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardiaca o Diabetes. Algunos de estos factores son:

  • Resistencia a la insulina.
  • Aumento en los niveles de Azúcar en la sangre
  • Hipertensión Arterial
  • Aumento de Triglicéridos (un tipo de grasa) y colesterol “malo” (LDL) en la sangre
  • Colesterol “bueno” (HDL) bajo en la sangre
  • Obesidad, especialmente acumulación de grasa alrededor de la cintura.

Este síndrome no es algo nuevo. Se comenzó a mencionar en la literatura médica desde 1920. En 1998 se comenzó a asociar cada vez más con obesidad y mayor probabilidad de desarrollar un infarto. En los últimos años, se le ha dado más importancia porque preocupa a los gobiernos el hecho de que cada día hay mayor número de personas obesas en el mundo y, por lo tanto, mayor número de personas que puedan desarrollar diabetes o enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares (infartos, angina de pecho, embolias cerebrales, etc.)

¿Quiénes pueden desarrollar Síndrome metabólico? Este síndrome no tiene una causa determinada. Es una combinación de factores genéticos (herencia) y factores asociados al estilo de vida, especialmente la sobrealimentación y la falta de actividad física; de forma que el exceso de grasa en el cuerpo (particularmente la abdominal) y la inactividad física, favorecen al desarrollo de resistencia a la insulina.

¿Qué es la resistencia a la insulina? El principal nutriente de tu cuerpo es un azúcar que se llama glucosa. Tú la obtienes en varios alimentos, especialmente en harinas, azúcares, frutas, etc. Para que la glucosa que está en tu sangre sea aprovechada por las células de tu cuerpo, necesita algo que la transporte de la sangre hacia adentro de la célula. Este transporte es la insulina que produces en unas células de tu páncreas llamadas Beta. Tú puedes tener mucha azúcar en tu sangre, pero si no existe insulina, no puede ser aprovechada por tu cuerpo y aumenta su cantidad en la sangre. Cuando comes, la glucosa aumenta en tu sangre. En respuesta a esto, se produce insulina para transportarla hacia adentro de las células y ser aprovechada. En ocasiones, las células no responden bien a la insulina y no permiten que la glucosa sea transportada hacia adentro y es necesario producirla en mayor cantidad para lograrlo. Esto es la Resistencia a la insulina. Por un tiempo, esta resistencia puede no afectarte. Pero después, los niveles de glucosa en la sangre aumentan y comienzas a desarrollar enfermedades como pre-diabetes, diabetes, arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias) o enfermedades del corazón. La resistencia a la insulina puede marcar el inicio de un Síndrome metabólico y aumentar las posibilidades de infartos y derrames cerebrales.

En USA se cree que alrededor de 25% de la población mayor de 20 años padece Síndrome Metabólico (1 de cada 4). La edad de las personas propensas a desarrollarlo ha ido bajando. Antes era alrededor de los 50 años. Ahora un 24% es a los 20 años y está en relación a los malos hábitos de alimentación y poco ejercicio. Ahora tenemos más acceso a comida rica en carbohidratos y hacemos menos ejercicio.

Respecto al factor genético, se ha asociado una variedad de genes al desarrollo de este síndrome. Son genes que regulan la transformación de las grasas, la regulación de la temperatura y el metabolismo de la glucosa y del músculo. También se ha señalado la influencia de factores genéticos y ambientales sobre el peso al nacer. Una mala nutrición en el embarazo puede ser negativa para el desarrollo de las células beta del páncreas del feto (productoras de insulina) y de los tejidos sensibles a la insulina. ¡Esto quiere decir que tu hijo puede nacer con sus tejidos ya resistentes a la insulina y tiene mayor riesgo de tener una enfermedad cardiaca cuando sea adulto!

En cuanto a los factores ambientales, la poca actividad física favorece la obesidad y modifica la sensibilidad de los músculos a la insulina. Dietas con alta cantidad de grasa favorecen la presión arterial alta y la obesidad. Algunos medicamentos, como los corticoides, los antidepresivos, los antipsicóticos y los antihistamínicos favorecen la obesidad y la intolerancia a la glucosa y, por lo tanto, el síndrome metabólico.

¿Cómo puedo prevenir el Síndrome metabólico? Los factores genéticos, como su nombre lo indica, son hereditarios. Hasta el momento no hay manera de prevenirlos. Pero los otros factores sí está en tus manos modificarlos. Prevenirlo es fácil, aunque puede parecer difícil porque es necesario tomar la decisión de cambiar tus hábitos. Una buena alimentación y ejercicio diario puede evitar el síndrome metabólico o sus complicaciones.

Una mala alimentación durante el embarazo puede provocar que tu bebé desarrolle Resistencia a la insulina. Un recién nacido desnutrido, sobre todo si a aumenta lentamente de peso en los primeros 2 año, tiene mayor riesgo de tener una enfermedad cardiaca en la edad adulta. Puedes prevenirlo teniendo una alimentación balanceada durante el embarazo. Tu ginecólogo puede orientarte en cómo debe ser tu alimentación. Otra opción es visitar un nutriólogo.

 

 

Si hay algo que quisieras saber Haz click aquí, envía tu pregunta y nuestro experto te contestará.



 

 

 

s