http://www.mujersisimas.com/index.html      

Regístrate GRATIS para recibir nuestro boletín por email y declárate toda una Mujersísima.

 
 
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
 

La prevención de incendios

Autodefensa

 

Según la mitología griega fue Prometeo quién logró arrebatar el fuego a los dioses y se lo entregó a los hombres, que de esta forma abandonaron la Era de las Tinieblas y lograron vencer al frío, a la oscuridad, al resto de los animales de la Tierra y les permitió además fundir metales y fabricar utensilios, cocer el barro y preparar la comida. Pero este mismo fuego, fue el que devoró viviendas, cosechas y bosques cuando escapaba a su control.

El dominio del fuego ha sido sin duda el paso que permitió al hombre el dominio del planeta, así cuando está bajo control es su mejor aliado y cuando escapa de sus manos se convierte en uno de los elementos más terribles y devastadores contra los que luchar. Esto ha sido y sigue siendo así, de tal forma que uno de los peligros que más amenaza a una vivienda sea el fuego. De esta forma tenemos que en contra de lo que pudiera parecer, en cualquier hogar encontramos materiales altamente combustibles, distribuidos en forma de revestimientos en paredes y techos, pinturas plásticas, muebles de fibras, ropas sintéticas, sillones, sofás y sillas; sin contar con los aceites de cocinas y garajes y gran cantidad de productos de uso cotidiano derivados del petróleo y demás objetos que almacenamos en las viviendas y que en caso de incendio contribuirían a aumentar la intensidad del mismo. Además se ha de tener en cuenta que dichos elementos al quemarse desprenden gran cantidad de humo y gases tóxicos que multiplican el riesgo de muerte en caso de ser inhalados, y que hacen que la extinción del incendio sea mucho más peligrosa. Así que nadie piense que actualmente estamos más protegidos frente el fuego que cuando el hombre vivía en casas de madera, barro y paja.

A todo lo expuesto hay que añadir la ingente cantidad de electrodomésticos que se distribuyen por las casas con toda la instalación eléctrica de la que se abastecen y la propia instalación del gas o las famosas bombonas.

Y el lugar donde confluyen la mayoría de los riesgos es en las cocinas, donde se suman: fuente de calor, gran cantidad de productos altamente combustibles y una amplia manipulación por parte de los habitantes de la casa.

En próximos artículos continuaremos desarrollando estas ideas y daremos más medidas de prevención, así como de actuación en caso de incendio.
No quisiera despedirme sin un recuerdo para nuestros mayores, que precisamente en esta época del año sienten de forma más acusada el frío y recurren a los braseros y a la típica mesa de camilla de nuestra tierra. Ya que esta combinación hace que todos los inviernos haya que lamentar la muerte de ancianos en incendios fácilmente evitables.

MEDIDAS DE SEGURIDAD:

  1. Disponga de una lista de teléfonos de urgencia: Policía, Guardia civil, Bomberos, Protección Civil y Emergencias Sanitarias junto al teléfono, en un lugar bien visible, mejor aún si los tiene memorizados.
  2. Tenga preparado un botiquín de primeros auxilios y aquellos medicamentos que suele usar su familia. Tenga también una linterna y pilas en un sitio conocido por todos.
  3. Revise y cuide la instalación eléctrica y la conducción del gas de su vivienda.
  4. Conozca donde están y como desconectar las llaves de luz y gas de su vivienda.
  5. La cocina debe contar con la suficiente ventilación y las aberturas obligatorias de aireación han de permanecer despejadas.
  6. Tenga un extintor a mano en la cocina e igualmente disponga de otro en su vehículo.
  7. Guarde las cerillas, encendedores y sustancias inflamables en un cajón de la cocina.
  8. Evite que los niños jueguen con cerillas, encendedores, ni fuegos artificiales dentro de la casa. Recuerde que el fuego no es un juguete.
  9. Si usa mesa de camilla con brasero, desconéctelo siempre que abandone la habitación, no deje zapatos encima para calentarlos y tenga especial cuidado con las enaguas y ventilación de la habitación donde se ubique. Esto habría de ser tenido especialmente en cuenta por nuestros mayores.
  10. Tenga mucha precaución con los aparatos eléctricos en el baño.
  11. Si es usted fumador, jamás fume en la cama.
 

 



 

 

 

s