http://www.mujersisimas.com/index.html      

Regístrate GRATIS para recibir nuestro boletín por email y declárate toda una Mujersísima.

 
 
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
 

Cerca de 20 millones de personas en los Estados Unidos
viven con el VPH pero la mayoría no presenta ningún síntoma.
La mayoría de las veces nuestro cuerpo, con su sistema inmunológico nos defiende y lo mantiene bajo control.

 

 

¿Entonces, por qué es tan importante la infección por este virus?


Existen alrededor de 40 tipos de VPH que pueden causar infección en los genitales. Cuando hay síntomas, pueden ser causa de verrugas en los genitales de hombres y mujeres. También pueden ser causa de verrugas en la garganta de los niños (papilomatosis laríngea). Más importante aún, algunos virus se han identificado como causantes del cáncer del cuello de la matriz, de la vagina, la vulva, el pene, el ano y la lengua.

Aunque existen otras formas de contagio, la principal es por relaciones sexuales anales o vaginales. Se cree que una persona se contagia con este virus desde sus primeras relaciones sexuales. Pueden pasar muchos años antes de que aparezcan los primeros síntomas. Por eso, tú puedes tener relaciones con alguien aparentemente sano y ser contagiada. La mayoría de las personas se contagiaron así. Es obvio que tú no tendrías relaciones sexuales con alguien que tenga verrugas en su pene.

Los virus que causan verrugas no causan cáncer. Son una variedad diferente. Esto quiere decir que aquellos portadores de los virus causantes de cáncer no tienen verrugas o nada visible. Es más, ni ellos mismos saben que están infectados. Una persona puede estar infectada con más de un tipo de Virus de Papiloma Humano.

El tener en tu cuerpo un tipo de VPH causante de cáncer no significa que obligatoriamente vas a desarrollarlo. Existen varios factores que aumentan o disminuyen el riesgo de desarrollarlo. Pueden estar en mayor riesgo aquellas mujeres que comenzaron relaciones sexuales a temprana edad, quienes han tenido múltiples parejas sexuales, quienes han tenidos muchos embarazos, las mujeres que fuman y aquellas consumidoras de café (estos últimos dos factores se conocen como factores favorecedores del desarrollo de otros tipos de cáncer).

¿Cómo puedes prevenir la infección por VPH?


El uso de condones puede prevenir en cierta manera la infección. Pero no protege al 100%. No olvidemos que el contagio no solo ocurre en la vagina. También puede haber verrugas en los labios, en el periné y en el ano. El condón no cubre completamente el pene y no cubre los testículos. En un buen número de casos, es en los testículos en donde se encuentran verrugas solamente visibles con el microscopio.

Otra forma de prevención es no tener relaciones sexuales.

La mejor manera de evitar el contagio es mediante la aplicación de una vacuna. En este momento existen dos vacunas. Una de ellas (gardasil) protege de los dos tipos más comúnmente productores de cáncer y los dos tipos más comúnmente productores de verrugas genitales. La otra (Cervarix) protege de los dos tipos más comúnmente productores de cáncer. Ambas vacunas deben aplicarse en niñas a partir de los 9 años, antes de que inicien relaciones sexuales. Deben aplicarse tres dosis. En niños, se recomienda la aplicación de la vacuna Gardasil ya que lo protege de verrugas genitales.

Para prevenir el cáncer del cuello de la matriz, es muy importante acudir con el ginecólogo para que hagas un Papanicolaou (pap smear) y, en caso necesario, algunos otros estudios como colposcopia, prueba de pcr para vph, etc.
El cáncer del cuello de la matriz es uno de los pocos cánceres que podemos prevenir o tratar a tiempo. Lo importante es detectarlo. Está en tus manos hacerlo.

 

 

 

 



 

 

 

s