http://www.mujersisimas.com/index.html      

Regístrate GRATIS para recibir nuestro boletín por email y declárate toda una Mujersísima.

 
 
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
 

Tu plenitud es muy tuya. Disfrútala.

 

Existen, como les llamo yo, 6 “abundancias” durante nuestra estancia en este plano de evolución:

  • Espiritual
  • Intelectual
  • Emocional
  • Físico (por dentro y por fuera)
  • Económico
  • Sexual

Y les llamo abundancias partiendo del principio de que este mundo así lo es. Un mundo lleno de abundancias y no de pobreza o vacíos. Ese falso concepto de la “miseria” o del “sacrificio” fue creado por mentes que deseaban controlar al ser humano para mantenerlo hundido en esa “falsa miseria” supuestamente presente en nuestro mundo. La única miseria real y auténtica es la que nosotros hemos CREADO y seguimos creando en nuestras vidas, primero con nosotros mismos y después con quienes nos rodean. Formándose de esta manera un ser humano, una pareja, una familia, una comunidad, un país, un mundo, carente de “abundancias”, las cuales siempre han estado todo el tiempo enfrente de nuestras narices y como ciegos nos hemos convertido en “limosneros”, en “mendigos” de nuestras propias riquezas.

Esta forma autodestructiva de ver al mundo, a nuestras vidas, tiene sus orígenes en la forma en que fuimos educados. Primero, el no merecernos nada!!! No te suena familiar la frase: “gánatelo!!!”, “no te lo mereces!!!” pues bien, así de simple fuimos programando nuestro pensamiento y sentimientos, repitiéndolo en nuestro interior, hasta que un día sin darnos cuenta, sucedió lo peor, lo comenzamos a... sentir en nuestro corazón!!! Y entonces, la brujería empezó a surtir efecto, no la “magia”, la “brujería”, nuestro propio mal de ojo, creado por nosotros mismos y para nosotros mismos, y la miseria comenzó a invadir nuestras vidas.

A veces no conseguimos aquel trabajo tan esperado!!! O perdimos aquella venta tan arduamente trabajada y nos quedamos tan sólo con aquella frase tan trillada: “bueno... es que no era para mí” Ah no??? Y entonces ¿para quién? Lástima que no sabíamos que no era para uno mismo, sino pues nos “hubiéramos” podido ahorrar tanto tiempo y esfuerzo!!! No creen??? Y la segunda que es un resultado de la primera, “la culpa”. Nos hemos hecho a la idea de que no nos merecemos nada que cuando algo maravilloso sucede en nuestras vidas, no lo podemos creer, aceptar y mucho menos gozar!!! Pues cómo va a ser, si no nos lo merecemos!!!
“SOMOS HEREDEROS, MERECEDORES DE TODA LA RIQUEZA DE ESTE PLANETA!!!”

Es nuestro derecho y obligación exigir la herencia que nuestro Creador nos ha heredado en vida y en esta vida, aquí y ahora, y en este preciso momento… no mañana…HOY!!!

 

 

 

 

 



 

 

 

s