http://www.mujersisimas.com/index.html      

Regístrate GRATIS para recibir nuestro boletín por email y declárate toda una Mujersísima.

 
 
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
 

"Dios y tu carrera"

dios y tu carrera

 

Primeramente quiero aclarar que cuando yo hablo de Dios, me refiero a tu "ser superior" asi que cada uno le puede dar  su propia interpretación. Como ustedes lo entiendan (ser superior, Divinidad. Espíritu, Creador,  etc...).

Nuestra profesión y nuestro trabajo son solamente una fachada.  En realidad, somos un templo en el cual crecemos a través de nuestro servicio, amor y muestras de compasión hacia los demás. Somos ministros de este templo, donde sea que se encuentre.   Dios es nuestro jefe.  Un jefe maravilloso.   Y como tal, nos ofrece puestos en los que se nos permite utilizar nuestra creatividad, amor y sabiduría.  Sabemos que tenemos la capacidad de enfrentar cualquier desafío, ya que Dios siempre nos cuida las espaldas.  Como dice el dicho: Dios nunca te dará más de lo que puedas afrontar. 

Cada vez que se nos presenta una situación difícil, debemos recordar que ésta es una nueva oportunidad para crecer.  Al aceptarla,  debemos de emprender el camino con mayor fuerza  y poder aceptar cualquier ascenso, nuevo puesto, aumento de sueldo ó cambio de profesión……….YUPIIIIIIII!!!

Si olvidamos para quién estamos trabajando, nos atascaremos y nos dejaremos dominar por el temor.   Al recordar que estamos trabajando para Dios, El tomará las riendas de nuestro objetivo.   Y es así como nos abrimos a recibir la paz y el conocimiento de que todo es perfecto y estamos a salvo.

Lo más importante no es cómo manejas las situaciones difíciles, sino quién eres tú en realidad en esos momentos.  Recuerda que hay una gran diferencia entre SER y PENSAR (pero ese es otro tema.). Tu total conocimiento de la situación, te llevará por el mejor camino. Date cuenta que es mejor contribuir que competir, ya que el trabajo (carrera) principal que Dios te ha dado es ser quien tu eres y tu parte principal es compartir tus dones en paz y amor a todos a tu alrededor.

Ningún trabajo es muy pequeño ó muy grande, si lo haces consciente de que es el mejor trabajo para ti ahora.  Trasmitirás esa poderosa energía, a todos los que están a tu alrededor.  Antes de lo que  canta un gallo, se te abrirán nuevas puertas para algo mejor, porque tu luz atraerá mayor luz!  Por ejemplo, si tienes un trabajo que no es de tu agrado, como el de recepcionista, no olvides para quien trabajas, y de todos modos, haz lo lo mejor que puedas.   Al hacerlo, permitirás que los demás te tomen en cuenta, y eso atraerá nuevas posibilidades.  Así que cuanto más detestes ser recepcionista, debes tratar de ser la mejor recepcionista  del mundo, para que los demás vean las grandes posibilidades que existen en tí.   Puede que eso te traiga un nuevo puesto en alguna otra empresa en la que sí estarás contenta.

Digamos  que tienes muchos años trabajando para una gran empresa, por ejemplo un hotel.  Y así sepas que podrías estar muuuucho mas contenta, no dejas tu puestito por miedo a no encontrar el trabajo de tus sueños.  Las prestaciones son buenas, tienes un fondo de jubilación y no detestas a tus compañeros.  La verdad es que no te sientes tan infeliz y crees que lo puedes seguir soportando.  Bien, apenas estés lista, el universo se encargará de que dejes atrás esa situación, para que de una vez por todas puedas dedicarte a lo que en realidad te apasiona, como ser actríz, maestra, florista, cantante, empresaria o ama de casa.  Por fín encontrarás y harás lo que Dios te envió a hacer a este mundo.
Recuerda, solo cuando cumplas con honor el puesto que tienes actualmente, Dios (el universo), te ofrecerá un ascenso.   Así que mucho cuidado con trabajar sin ganas.  Recuerda, esa es unicamente una fachada para el templo que has creado.

Estás trabajando para Dios, así que levanta el ánimo durante el caos!   Recuerden Mujersísimas, Dios les cuida las espaldas!!!

;

 



 

 

 

s