http://www.mujersisimas.com/index.html      

Regístrate GRATIS para recibir nuestro boletín por email y declárate toda una Mujersísima.

 
 
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
 

¿por que eres tan importante, ahora que te perdi?

 

¿Por qué te extraño tanto ahora que no te tengo?
¿Por qué te encuentro tantas cualidades, ahora que me deshice de tí?
¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? . .

¿Cuántas veces nos hemos arrepentido y reprochado una acción pasada que nos hizo perder algo o alguien que con el tiempo empezamos a valorar? ¿Por qué muchos necesitan estar frente a una tumba, frente a una quiebra, un divorcio o ante un despido para darse cuenta de actitudes negativas, de algo que hicieron o que no hicieron?

Dicen que es de SABIOS equivocarse, pero yo creo que es de TARADOS no medir antes las consecuencias de la equivocación.

Una de las principales causas de sufrimiento de la humanidad se llama "HUBIERA", alguien dijo que el "hubiera" es el látigo de los tarugos, pues es como una fusta con la que me lacero, por arrepentirme de decisiones o comportamientos que ya pasaron y que no puedo remediar.

Yo no quiero ser tan drástica ni tan agresiva para juzgar, pero sí me gustaría reflexionar un poco más a fondo esto que es tan común y que, en muchas ocasiones seguimos repitiendo sin saber cómo evitarlo. Esas decisiones "al vapor" o no razonadas lo suficiente y que nos han llevado a cometer errores que cargamos durante años, sintiéndonos tontos, injustos, crueles y muy desvalorados.

Yo creo que esto se puede tratar como las enfermedades, en lugar de buscar cómo sanarlas, lo ideal es prevenirlas para evitarlas. Entonces, si nos vamos al mundo de las CAUSAS, descubriremos que los seres humanos poseemos la Gran Capacidad de poder ELEGIR, o sea, el Libre Albedrío, maravillosa cualidad que muy pocos usan y que la mayoría ignora hasta cómo se escribe. Ya entendido esto, vemos que hay dos comportamientos muy parecidos en su construcción gramatical (escritura y pronunciación) pero totalmente opuestos en su significado (quizás por eso las confundimos):


RAZONAR Y REACCIONAR
Se parecen ¿verdad?

Pero son diametralmente opuestas.

RAZONAR: Se hace con el cerebro, pensando, analizando, razonando, midiendo y valorando inteligentemente la idea en su totalidad. Tristemente no hay muchos así.

REACCIONAR: Se hace con el estómago, las tripas, las vísceras, por algo le dicen "entripado" o que la persona es "visceral" o sea que no piensa, no razona, como Pancho Villa "Primero fusila y después virigua". Son reactivos, berrinchudos, inmaduros, acelerados y toman decisiones instantáneas y generalmente absurdas, de las que después suelen arrepentirse y sentirse culpables. No solucionan, todo lo empeoran y de pilón tienen gastritis, úlceras y muchos problemas digestivos (por lo mismo, usan el estómago y no el cerebro). Desafortunadamente son mayoría en este mundo y muchos están en puestos de poder, por eso estamos como estamos.

Ya con este análisis exhaustivo, nos damos cuenta de lo fácil que es cambiar de actitud y ser más felices. Por eso, te invito a checar la siguiente lista de factores importantes que, si los integramos a nuestra vida nos van a ahorrar mucho sufrimiento en el futuro:

  1. Perdonarme por los errores pasados que cometí por ignorar todo esto
  2. Pedir perdón a los afectados y compensarlos en la medida de mis posibilidades
  3. No tomar decisiones precipitadas ni "al vapor"
  4. Razonar y analizar las situaciones y sus posibles consecuencias desde todos sus enfoques para tomar la MEJOR decisión
  5. Nunca suponer ni especular, pues normalmente son diferentes las cosas
  6. Tratar de que mis decisiones no lastimen a otros, en la medida de lo posible
  7. Actuar con seguridad y valor, convencida de que mi decisión es la MEJOR para mí, para mi vida y para mi Crecimiento
  8. Jamás arrepentirme de lo que hice, a nadie le beneficia y a mí me destruye. Reconocer el error cuando lo hay y aprender de él para no volverlo a cometer.
  9. Reconocer mi fuerza y mi valor y felicitarme por tomar mis propias decisiones con sabiduría e inteligencia

Yo creo que esto es una buena forma de iniciar un Cambio en Nuestra Vida.

Que DIOS te Bendiga

María Esther Erosa

 
 


 

 

 

s